viernes, 7 de noviembre de 2008

Sobre los presos y la delincuencia en España

(NOTA: si alguna de las imágenes se ve mal, hacer click sobre ella)


Está en España generalizada la percepción de que delinquir es algo que sale barato, que las leyes son blandas con los delincuentes y que las fuerzas policiales y la justicia actúan tarde y mal. También que los delincuentes, sabedores de esto, campan a sus anchas y delinquen cada vez más.¿Se corresponde esta percepción con la realidad?

Lo cierto es que España, con 63000 encarcelados en 2006 (14000 en prisión preventiva) es uno de los países con más presos por habitante de la Unión Europea. Si consideramos únicamente la Europa de los 15 solo en Luxemburgo encontramos más presos por habitante que en España. Sí es cierto, sin embargo, que algunos de los países del este incorporados recientemente a la UE (como son los casos de Estonia, Polonia y Hungría) tienen unos índices aun mayores. Estos eran los índices en 2006:



Estos índices han ido aumentando año a año, a lo que sin duda no son ajenos los endurecimientos del código penal producidos en 1995 y 2003. Como resultado, los 63000 presos de 2006 en España son un 30% más de los que había que 5 años antes; en 2005 había 140 presos por cada 100 plazas. En estas condiciones, dificilmente las cárceles pueden cumplir con sus objetivos de rehabilitación y reinserción. Tampoco parecen ajenos a esto los altos índices de suicidios y muertes por sobredosis (40 y 33 en 2004, respectivamente).

Uno esperaría que este aumento en el número de presos se debe a un correspondiente aumento en la criminalidad, pero lo cierto es que no. Entre 2002 y 2005, la delincuencia en España, medida en infracciones por cada 1000 habitantes (esto incluye tanto delitos como faltas) tuvo una ligera tendencia a la baja, según datos del ministerio de interior: 51,4 en 2002 a 49,5 en 2005.

Si en lugar de comparar la evolución a lo largo del tiempo comparamos con los países vecinos, la situación es también la contraria a la que, para algunos, cabría esperar. Los datos oficiales muestran a España como uno de los países más seguros del vecindario, superada solo por Irlanda y Portugal:



Estos resultados son, no obstante, objetables: comparamos magnitudes oficiales de distintos países con distintas legislaciones y distintos cuerpos policiales y judiciales. Un país con una legislación especialmente permisiva, o con una policía particularmente inepta, presentaría en esta gráfica unos índices menores de los que les deberían corresponder. Por suerte disponemos de una encuesta realizada a nivel europeo con entrevistas a 30.000 personas (1200 españoles) por parte del EUISC en 2006:

(Source: EUICS report, The Burden of Crime in the EU, A Comparative Analysis of the European Survey of Crime and Safety (EU ICS) 2005)

En este gráfico se representa el % de ciudadanos que dicen haber sido víctima de un delito durante el último año. Los datos no coinciden plenamente con los del gráfico anterior, en especial para el sorprendente caso de Irlanda (dos posibles razones para explicar esto, legislación blanda o ineptitud policial, ya las señalamos antes). Sin embargo los resultados para España son aun más contundentes que los oficiales: España es el país en que menos crímenes se han cometido durante 2005.

La situación es pues paradójica: Con una delincuencia particularmente baja, España es uno de los países con más presos de Europa. Y de un modo más contundente aun si no tenemos en cuenta a los países del este recientemente incorporados. Solo se me ocurren dos posibles explicaciones racionales a esto: o bien España cuenta con unas fuerzas policiales y judiciales particularmente efectivas, o bien la legislación española es particularmente dura. No tengo herramientas suficientes para decantarme por una u otra, así que cada cual saque sus conclusiones.

Aun hay en todo esto un dato que me parece relevante, y es el temor a la inseguridad. En la encuesta del EUISC se preguntó por dos temores muy específicos: el miedo a salir de casa de noche y el miedo a sufrir un robo en la casa. Me he permitido hacer la media, con el siguiente resultado:



A pesar de la gran seguridad, comparativamente hablando, de que disfrutamos en España, la gente tiene un miedo a la delincuencia mucho más alto que en otros países más inseguros. Tal vez esto explica por qué la gente considera que la legislación es blanda, pero ¿Cuál es la causa de esta aparente inseguridad? Probablemente detrás de esto esté la desproporcionada atención que determinados políticos y medios de comunicación prestan a algunos casos especialmente escabrosos pero que en realidad son extraordinarios.

Por último, y a título informativo, he colocado aquí un gráfico derivado de los datos de la encuesta en los que aparecen los delitos en cada país desglosados según su tipo:

http://lh5.ggpht.com/_jPjjvwWnsnk/SRVIFVbS4oI/AAAAAAAAA9w/s2VPmWVowcM/Diagrama%20total.JPG


Fuentes:

4 comentarios. Haz el tuyo.:

Herodoto dijo...

Agua, por algun problema extraño con el blog era imposible escribir más comentarios en el artículo, así que lo he tenido que borrar y reinsertar. Siento que se hayan perdido tus dos comentarios :(

Agua dijo...

Ningún problema, Herodoto.

Herodoto dijo...

Interesante artículo en El Pais que defiende mis mismas tesis, con datos más actualizados:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/ley/hace/golpe/escandalo/elpepusoc/20081121elpepisoc_1/Tes

Herodoto dijo...

Los datos en bruto empleados para el artículo se encuentran aquí:

http://spreadsheets.google.com/ccc?key=pGT6o3diGYaXgIzCnOuGTXg&hl=en