jueves, 5 de febrero de 2009

Disfemismos: Genocidio electromagnético

Me entero en valdeperrillos de la existencia de un blog que lleva como título "Lucha Contaminación Electromagnética". El titulo es lo bastante explícito para no tener que explicar más.

En uno de los post recientes, se convoca a una especie de huelga de teléfonos móviles, con la intención de llamar la atención sobre las autoridades.

Inauguro en esta bitácora la sección de "eufemismos y disfemismos" con un disfemismo que podemos encontrar en dicho llamamiento:

PETICIONES:

1) Exigimos la aplicación del Principio de Precaución, según el informe BioInitiative Report, y el reconocimiento legal y normativo del riesgo de los campos electromagnéticos para la salud humana.
2) Exigimos los Derechos Fundamentales recogidos en la Constitución Española (vida y salud, intimidad, inviolabilidad del domicilio, etc.).
3) Stop. Genocidio electromagnético. Hombres mujeres y niños son expuestos de manera indiscriminada a bombardeo de microondas. (O. Johansson Karolinska). El experimento biológico más grande de la historia. (Informe Salford).
4) Stop. Enfermedades de las radiofrecuencias o síndrome de microondas. Los porcentajes de “electrosensibles” están aumentando en todo el mundo.
5) Stop. Móvil para niños. NO por su salud. El teléfono móvil antes de los 12 años, de ningún modo. Los médicos pediatras quieren prohibir el móvil para niños. El teléfono móvil no es ningún regalo para adolescentes y niños.


Dificilmente podrían haber encontrado una expresión más dramática que esa de "genocidio electromagnético". A mi se me ocurre una: Apocalipsis electromagnético. Por si se animan.

3 comentarios. Haz el tuyo.:

Flashman dijo...

¿Y qué hacemos con el campo magnético terrestre? ¿Conoce éste caballero un modo de que el núcleo del planeta deje de girar y, en consecuencia, de generar (al menos parcialmente) el correspondiente campo magnético que nos envuelve y protege?

Herodoto dijo...

Espero que no se le ocurra, pues se cargaría la magnetosfera y con ella la protección que ésta nos brinda frente a la radiación solar.

Apostaría a que ese caballero ni siquiera sabe a qué se refieren esos términos, y a que tampoco se ha preocupado mucho de las radiaciones electromagnéticas que absorve cuando se sienta ante la televisión.

Herodoto dijo...

Caramba, veo que alguien se ha tomado la molestia de menear este post. Gracias.