domingo, 17 de mayo de 2009

Eufemismos: "Interrogatorios extremos"

Hay en la actualidad un debate en Estados Unidos acerca de si son o no legales ciertos usos de los anteriores gobiernos de Bush. Philip Zelikow, miembro del partido republicano cercano a Condoleezza Rice, se ha manifestado recientemente en contra de la legalidad de algo que se ha querido llamar “interrogatorios extremos”.

Sin embargo otros, como el ex vicepresidente Dick Cheney, no parecen muy contentos con que se revelen algunas técnicas empleadas por la CIA para sonsacar información a detenidos. O al menos, pide que ya que salen dichas técnicas a la luz, salgan a la luz también algunos datos que probarían que dichas técnicas de “interrogatorio extremo” son efectivas. Seguramente sabe de lo que habla. Como él dice, en la “guerra contra el terror” (otro eufemismo que daría un buen tema) son necesarias técnicas que, más que tortura, habría que llamar "enhanced interrogation" (interrogatorio subidillo) o “interrogatorio extremo”.

Bush también lo llamó, llevando el eufemismo a la perfección, “un sistema alternativo de procedimientos”, procedimientos “diseñados para ser seguros, para conformarse con nuestros leyes, nuestra constitución, y nuestras obligaciones del tratado”. Lo peor de todo es que tal vez Bush tenga razón y efectivamente tales prácticas sean conformes a sus leyes.

Por supuesto, no deben ser confundidos los interrogatorios extremos con las torturas. Ante la duda, un método inequívoco para distinguirlos es reparar en quién los ejecuta.


5 comentarios. Haz el tuyo.:

Agua dijo...

Voy a limitarme a decir que mejor omito opinión porque hoy es uno de esos días en que mi optimismo antropológico no está precisamente pegando saltos.

Solo quería saludarte ;)

Herodoto dijo...

Agua, es que en muchas ocasiones la naturaleza humana no da para el "optimismo antropológico". Los eufemismos se usan precisamente para esconder algunas de nuestras mayores miserias.

Un saludo

Anónimo dijo...

¿que tiene de malo usar eufemismo? yo considero que es una forma de expresarse, pero no necesariamente de encubrir la verdad.

Elena dijo...

A nadie le gusta saber cómo se tortura a la gente, a mi la primera.
Pero en un estado tan majo como en el que vivimos, resulta que unos mocosos en Andalucía, presuntamente, secuestran y matan a Marta del Castillo y luego juegan con todos nosotros a no decir dónde la han metido.
La búsqueda del cuerpo en el vertedero se ha dado por finalizada y le costará al Estado más de 100.000 euros.
Herdoto, ninguna de las dos situaciones es justa para nadie.
Un saludo

Herodoto dijo...

Anónimo: La función del eufemismo es siempre disfrazar la verdad. En algunas ocasiones la cosa será moralmente intrascendente (decir "voy al baño" cuando vamos a mear) y en otras encubrirá auténticas perversidades, como es precisamente el caso este de los "interrogatorios extremos". Me parece tan evidente la maldad que hay detrás de este empleo de los eufemismos que considero inutil cualquier explicación a quien no lo quiera entender.

Elena... no entiendo qué relación pretendes establecer entre las dos cosas.