lunes, 1 de febrero de 2010

Odio

Muchos sabréis que además de en esta bitácora (y algunas otras) escribo en algunos foros, fundamentalmente en los que podéis ver en la columna de la derecha, bajo el título "Otros sitios de debate". Uno de ellos es el foro Filosofia_IRC, un foro en principio de filosofía y que en la práctica suele centrarse en cuestiones políticas. Un sitio al que tengo cierto cariño, es el primer lugar de internet en que escribí, hará qué se yo cuantos años, tal vez 15.

Este fin de semana sufrí allí una "arremetida" cibernética que me resulto perturbadora. La cosa comenzó con un breve mensaje de zprisima, un viejo conocido (alguna vez se ha pasado por esta bitácora). Es alguien que tiene cierta obsesión por "los progres", detesta todo lo que a progre le suene, y entre tales cosas estoy yo. Curiosamente a mi parece tenerme a pesar de todo cierto respeto. Su mensaje creo que tenía sobre todo la intención de provocar, aunque tampoco tengo duda de que refleja su modo de pensar. Yo, tras pensármelo, decidí responderle de un modo también provocativo. He aquí el intercambio (lo transcribo casi literalmente, zprisima en rojo y yo en azul, con algunas modificaciones irrelevantes que ayudan a seguir la conversación):

- Zprisima: Como siempre, Berlusconi, haciendo amigos progres.
Me encanta este hombre.
http://ecodiario.eleconomista.es/europa/noticias/1868155/01/10/Berlusocni-Menos-inmigrantes-significa-menos-criminales.html

-Yo: ¡Bah!, prefiero a Stalin. Tenía menos complejos y, además, ganó la Segunda Guerra Mundial.
http://www.taringa.net/posts/comics/2170343/Comic-de-stalin-contra-hitler,-historia-muy-original.html

- Zprisima: Ahora que lo dices:
http://libertaddigital.com/sociedad/publico-devuelve-la-voz-a-marx-y-a-lenin-1276382974/
y desviando el curso, impresionante la forma que tienen algunos de publicitar consignas políticas a través de panfletos gratuitos dominicales.

"Han querido callarlos de muchas maneras!!..." dicen, de Marx, de Lenin, de Stalin... No bueno, con Stalin seguro que se cortan ¿no? :)
Sobre Il Cavaliere sólo expresar mi admiración hacia él por tener tan buen olfato para terminar con un problema que otros gobernantes, en otros países, tratan con tanta desidia y tanto miedo a no aparentar "corrección".
Y luego pasa lo que pasa.

- Yo:¡Gracias! No tenía ni idea. Sí de Marx y de Engels, pero de Lenin nunca había leido nada. Habrá que comprar el periódico este domingo, seguro que venden la colección a precios proletarios.
Mirándo la lista de libros con más calma, veo que el 27 de febrero venden el "¿Por qué no soy cristiano?" de mi admirado Bertrand Russell. Lo recomiendo fervientemente.
Tambien veo que mañana tienen un libro de Zizek, "En Defensa de la Intolerancia", otro autor del que no he leido nada y por el que siento cierta curiosidad.

En este momento irrumpe un tal Lemuel en la conversación:

¡Bravo! ¡Bis, bis! ¡Menudo ajustadísimo tour de force filofranquista de enamorados entre el zprisima y tú!
Por lo demás, no creo que hayáis sorprendido a nadie con vuestro criminal racismo. Ni con la rabia que, 66 años después, os sigue dando que fuese el malvado Stalin, y no el bondadoso Hitler, quien se alzase con el santo y la limosna en la II GM.
Qué cierto es que Dios os cría y vosotros os juntáis… en la adecuada zahúrda o porqueriza.

Aunque eramos dos y habla de nosotros dos, esas palabras van dirigidas a mí. No es la primera vez que me insultan en internet. Todos los que escribimos por estos lugares cibernéticos estamos acostumbrados a que nos llamen ciertas cosas de vez en cuando. Con saña, muchas veces, e injustificadamente, otras tantas. Es algo que va en el lote: la única manera de evitarlo es renunciar a escribir en este medio.

Normalmente los insultos son señal de impotencia. Son el último recurso de quien se ha quedado sin más recursos; la forma más simple del ad hominem. Otras veces son señal de desprecio. Algo le parece al insultador tal estupidez (o alguien tan estúpido) que ve innecesario argumentar contra ello, pero tampoco se quiere quedar callado. A veces, y aunque pueda parecer contradictorio, los insultos responden a la vez ambos motivos. ¿De qué tipo tendría que catalogar estos insultos de Lemuel?


Tras leer lo anterior estaba más bien enfadado, pero aun no me di cuenta del sentido exacto de tales palabras. Entonces invité a Lemuel a releer con calma lo que yo había escrito y le pedí disculpas. Su última respuesta, que no me dirigió sino a un amigo suyo (supongo que le daría asco escribirme de nuevo a mí) me sacó definitivamente de dudas acerca de qué tipo de insultos eran (las negritas son mías):

Cuanto más mayor me voy haciendo, más crece la repugnancia y el odio que me provocan las muestras, verbales o escritas, de la ideología racista. Repugnancia y odio que se hacen naturalmente extensivos a los propios autores de tales soecias, a quienes de buen grado y con muchísimo gusto suelo literalmente (que viene de 'litera') agañotar algunas noches en mis mejores ensoñaciones no eróticas.
Soy consciente de la completa inutilidad didascálica de cualquier discurso racional dirigido a modificar los criminales puntos de vista de estos hongos mucilaginosos, entre otras cosas porque es dudoso que tales viscosas entidades seudo-antropoides tengan vista y, en consecuencia, puntos criminales que modificar en ella. Lo indudable es que, entre el Rodríguez, el Rubalcaba y estos especímenes arios-puros del foro, me están haciendo perder el poco y mustio sentido del humor que aún me iba quedando.

«Algunas personas se cagan en Dios./ Yo soy alguna persona./ No es de extrañar, así pues, que yo me cague en Dios.» -Silogismo de Smullyan. (Cito de memoria.)


Yo he proferido a veces insultos de desprecio. Quiero pensar que impotencia no, no recuerdo haberlo hecho, pero la memoria juega malas pasadas y a lo mejor me equivoco. De todos modos no soy muy dado a insultar. Cosechar, en cambio, sí me consta haber recibido insultos de las dos clases. Pero hay una tercera: insultos que proceden del sentimiento de odio. Hasta ahora no los conocía, no un odio personal (sí me he sentido alguna vez odiado de rebote, por pertenecer a algún colectivo) pero al leer eso, me he sentido personalmente odiado por primera vez. Lemuel es alguien a quien también conozco desde hace varios años, es una persona que ama el lenguaje. Estoy seguro que cuando escribe medita cada palabra y hasta cada signo ortográfico. Cuando dice algo, es porque es exactamente eso lo que quiere decir.

Algo así es perturbador, como he dicho es la primera vez que me siento señalado por el odio. Además, ¡por considerarme racista!, yo, ¡que ni siquiera creo que exista base científica para hablar de razas humanas diferenciadas!

Nada en lo escrito por mí en ese intercambio verbal con zprisima podría explicar (no digo justificar, sino simplemente explicar) la reacción de Lemuel, así que supongo que la cosa viene de atrás. Lemuel es un comunista convencido y yo… bueno, yo no. Yo soy algo que, tanto zprisima como Lemuel identificarían con la palabra “progre”. Algo que, al parecer, repugna intensa y profundamente a cierto tipo de personas. Incómodo, pero lo tendré que aceptar.

El foro en el que ocurrió esto elimina sus mensajes cuando alcanzan cierta antigüedad, así que probablemente en unos meses todo esto desaparezca. Mientras, por si tenéis curiosidad, podeis verlo aquí.

7 comentarios. Haz el tuyo.:

Flashman dijo...

Hace tiempo que yo dejé de tomarme en serio los foros, también producto de un roce personal con alguien que, a fin de cuentas, apenas conocía. Me pareció una estupidez y decidí que no volvería a ocurrir. Por mucho tiempo que coincidas con alguien en un foro no puedes decir que le conoces; el anonimato desinhibe y muestra facetas que en persona estarían ocultas, que son reales, vale, pero que se muestran desnudas sin la contención y la reflexión que exige la convivencia en común, como un bloque de piedra antes de ser esculpido. Yo siempre separo lo racional de lo visceral, siendo los segunto auténtico e innato pero no dejando de ser un cuadro incompleto, como un test con errores que no comprendes hasta que echas un vistazo a las soluciones y, aplicando la razón, entiendes en qué metiste la pata. No se si me explico :-P.

Zprisima (supongo que es el mismo de TP) se muestra como un extremista con unos odios muy arraigados y que ha renunciado a todo debate racional basado en argumentos rigurosos. Es el tipo de forista con el que yo no perdería ni un segundo, ya que considero mi tiempo demasiado valioso como para malgastarlo con alguien como él.

Evocid dijo...

Creo que entiendo lo que quieres decir, Flashman, pero no puedo tomármelo con indiferencia. Al menos, puedo intentar usarlo para reflexionar sobre cómo afloran algunos sentimientos en internet. La tuya es una aportación valiosa en ese sentido :)

Respecto a eso, no estoy de acuerdo contigo. Dices que lo que conocemos de otra persona a través de internet es incompleto. Pero es que siempre es incompleto el conocimiento que tenemos de otra persona. Una persona se manifiesta de determinada manera en su trabajo, de otra distinta con su familia de sangre, otra más con sus amigos, tambien será distinta la forma en que se muestra con su pareja... y si escribe en algún foro de internet, simplemente muestra otra pieza más de su interioridad. Todas son igualmente reales, pero ninguna lo es de un modo completo, ni siquiera lo sería la imagen que uno tiene de sí mismo.

Con esto quiero decir que el conocimiento de otra persona puede ser tan válido a través de internet como cara a cara. Conozco mucho mejor a alguna persona con que solo me he relacionado con internet que a casi todos mis compañeros de trabajo. ¿Que ese conocimiento es a pesar de todo muy incompleto? ¿Que posiblemente de conocerle cara a cara me podría sorprender? Desde luego, pero ¿por quien podría yo poner la mano en el fuego? No lo tengo nada claro.

Ámbar dijo...

Alguien dijo una vez, no recuerdo quién, que para conocerse a sí mismo era condición indispensable observar la conducta de los demás. Si en ese sentido le puede aportar algo, quizás merezca la pena perder algo de tiempo en analizarlo. De otro modo, mejor pasar página.

Saludos.

Evocid dijo...

Bienvenido por estos lares, Ámbar. Creo que de mi esta historia no me enseña nada. Pero seguramente me gustará releerme dentro de unos años. En todo caso, no es precisamente éste uno de mis mejores artículos, pero creo que sí es el más personal de los que he escrito.

Un saludo.

Argonautas dijo...

Buenas, Evocid. No se si es por lo que dices que es el más personal de los que has escrito, pero siento cierta complicidad con lo que dices, y efectivamemte me gustaria participar en torno a este tema, exponiendoos a todos también mi experiencia personal.

Como sabes, soy relativamente nuevo en el mundillo este. Me vi en él tras encontrarme, de casualidad al principio, con curiosidad después y con impotencia más atrás, ciertos blogs dedicados exclusivamente a la destrucción: la destrucción del conocimiento, la destrucción de la verdad, la destrucción del honor de las personas, y en el fondo la destrucción hasta de las mismas personas. Todo fundado en el odio. Entonces, un buen dia, decidi intervenir desde la razón, pidiendo ciertas explicaciones por ciertas afirmaciones y argumentando mis preguntas razonadamente. Obtuve rápida adhesión de personas de opiniones contrarias a las mias pero razonables, y tras un amago inicial de mi interpelado (quizás fruto de su inicial desconcierto) no obtuve más respuesta que agresiones de todo tipo.

Unos meses anduve en esas condiciones participando en ese mismo lugar, hasta que decidi crear un sitio propio, que todos conocéis ya. Resumiendo mucho, la cosa ahora mismo está en que es en mi sitio donde recibo ataques cibernéticos, además de los ya habituales en el sitio original.

Simplemente me gustaría emplear esta potente herramienta para ayudarnos a construirnos mejor como personas. Pero como dices, hay de todo. Lo que si es verdad, y esto lo digo con verdadera pena, es que no imaginaba posible que existiesen ciertas mentes y ciertos comportamientos a las alturas de la Historia a las que estamos (en en qué personas).

Un saludo, espero continuar sobre este tema.

Explorador dijo...

Pues es una cuestión secundaria o terciaria, pero menuda manera de expresarse Lemuel ajajajaj, joder, un poco más rebuscado y lo hace en coreano antiguo :PPP, es una chorrada, pero es que me ha llamado muchísimo la atención.

"Soy consciente de la completa inutilidad didascálica de cualquier discurso racional dirigido a modificar los criminales puntos de vista de estos hongos mucilaginosos, entre otras cosas porque es dudoso que tales viscosas entidades seudo-antropoides..."

:)))

Ámbar dijo...

Este tipo de personas son las que creen que por un utilizar un léxico grandilocuente, pueden causar una impresión tal, que intimiden a sus interlocutores, sin percatarse de que a lo más que llegan es a producir una carcajada.

Y es que lo bueno, si "claro", dos veces bueno.