miércoles, 31 de diciembre de 2008

Próspero 2009

Es fin de año y son ya 5 meses los que hace que abrí esta bitácora, o blog. Mi última aventura en internet y la primera en la que soy administrador. Quiero aprovechar la ocasión para explicar qué es esta página, la razón de su nacimiento y lo que pretendo de ella.

El título de la bitácora, "Ego vox clamantis in deserto", tal vez una pedantería por mi parte, pretende sobre todo ser un homenaje a un gran hombre, Fray Antón de Montesinos, a él le dediqué el primer artículo de la bitácora, en donde explico su grandeza. También como homenaje está la fotografía de otro gran hombre, Bertrand Russell, filósofo y matemático ingles, de la cual me gusta decir que está ahí para vigilarme por si acaso digo demasiadas tonterías. En ese caso me daría un golpe en la cabeza con la pipa de la que solía fumar.

A pesar de mi gran afición por internet en general y los debates en particular, yo siempre he sido muy escéptico con los blogs, los considero como un lugar más propicio para la endogamia que para el debate y en uno de mis últimos artículos, "El blog como medio para la replicación de memes", trato de explicar mi escepticismo con un diagnóstico crítico del cual no me excluyo.

Pero no es la primera bitácora en la que participo. Antes de esta participé como curiosidad (o así fue en un principio, y a pesar de mi mencionado escepticismo) en otra llamada , "Hoy no ha pasado nada importante" administrada por un tal Montag, que un buen día me invitó a coparticipar con él. Siento un gran respeto por Montag a pesar de las severas diferencias ideológicas que nos separan, pero hubo un momento en el que empezaba a no sentirme cómodo en esa bitácora. Justo entonces me propusieron formar parte de un nuevo proyecto, una red de blogs que tendría como nexo el debate filosófico. Me encantó la idea e inmediatamente cree una bitácora propia para tenerla ya listo en el momento en que dicha red empezara a estar en marcha. El proyecto ha tropezado con problemas y no se si acabará saliendo adelante, pero mi criatura ya ha nacido y, tengo que reconocer, estoy encariñado con ella.

Como digo me gustan internet y el debate, así que no es de extrañar que una de mis aficiones sean precisamente las páginas de debate. En realidad esta bitácora no es sino un depositario de algunas de mis ideas, ideas que debato y lanzo en otros sitios. Hay de ellos dos que quiero destacar. En primer lugar está valdeperrillos. con unos dos años de existencia y que ha tenido un gran éxito. Sin duda el proyecto de más éxito en que he participado en internet. El formato es, aunque complejo, soberbio, y las demás personas que participan en él tienen por lo general una aptitud muy por encima de lo común. Por desgracia no parece haber medrado, aun, como lugar de debate, salvo en algunos casos puntuales. El otro lugar de debate del que quiero hablar está administrado por una de las fieles seguidoras de esta bitácora, Agua, persona a la que tengo mucho cariño. Desencantada, al igual que otros muchos, de un foro de debate político muy venido a menos, todopolítica, decidió un buen día, con muy pocos conocimientos de internet pero con mucha (y buena) voluntad, crear un foro de debate, fundamentalmente político, que es hoy en día y con gran diferencia el mejor que conozco: La política.

Esos dos sitios y alguno más son los que me salvan de la endogamia y me permiten hacer que mi bitácora sea simplemente una especie de depositario de algunas de mis ideas. Mi intención original era centrarla únicamente en temas relacionados con el pensamiento. De hecho tenía pensado subtitularla "un lugar para el pensamiento crítico" desde el momento en que escribiera un artículo en el que explicaría lo que es el pensamiento crítico. Ese artículo aun no ha llegado y no se si llegará, pues tengo un serio problema para explicarme a mí mismo lo que es el pensamiento crítico y lo que uno no entiende muy bien difícilmente puede explicarlo a los demás. Con el tiempo he decidido además no restringir tanto el contenido de la bitácora. Mis inquietudes son de muy diversas índoles y la verdad, ahora que tengo mi propia web, me gusta utilizarla para lo que he dicho antes, depositar y tener en ella ordenadas algunas de mis ideas, sin restringirme demasiado. Tal vez con esto la bitácora se resienta, pues al no tener una temática muy específica la gente no sabe muy bien qué puede esperar encontrar aquí. Sin embargo, como digo e insisto, sigo sin confiar mucho en las bitácoras como lugares para el debate, así que repitiendo mis artículos por otros foros, como los ya mencionados y algunos otros, cumplo con mis objetivos.

Quisiera acabar con una reflexión general. Por desgracia los buenos lugares de debate en internet escasean. Salvo algunas rarezas está lleno de lugares donde la esquizofrenia, el egocentrismo, el aunque-sean-unos-cabrones-son-nuestros-cabrones campan a sus anchas. Confío en que todo esto mejore con el tiempo. Tengo una gran esperanza en internet. Es un medio revolucionario con un enorme potencial aun por desarrollar. Será uno de los principales motores del gran cambio que, estoy seguro, ha de venir en este siglo XXI. De lo que no estoy tan seguro es de cuál va a ser la naturaleza de ese cambio, y si será para mejor o para peor. A corto plazo soy pesimista, pero, a más largo, quién sabe... en todo caso estoy seguro de que en ese cambio internet será uno de los factores fundamentales, y espero que dicho factor propicie que el cambio sea para mejor. Eso depende, por ahora, de nosotros, los internautas.


5 comentarios. Haz el tuyo.:

Anónimo dijo...

Herodoto, creo que tu blog es estupendo y que dar un giro brusco a su tematica seria un error,... pero si este sale mal, ya sabes lo que dicen con eso de que los errores nos ayudan a aprender.

Herodoto dijo...

Mi intención es, por el momento, seguir en la misma línea. No creo que vaya a cambiar, pero... nunca se sabe.

Anónimo dijo...

Yo recibi este blog como felícitación de Navidad.

Al igual que Valdeperrillos es de lo poquito interesante que circula por la red.
Sigue en tu línea, que tienes seguidores.

Feliz 2009!!

Azuleja.

Agua dijo...

Oye...gracias :oops: (aquí no hay emoticones, pero ya sabes tú lo que ese significa y los muchos que me harían ahora mismo falta)

Dos enormes besos: uno para ti y el que más me interesa ahora, otro para tu blog ;)

Herodoto dijo...

Gracias, Azuleja. Y bienvenida por estos lares.

Agua, ya sabes lo que pienso al respecto.

Un saludo