miércoles, 18 de febrero de 2009

Sobre la rentabilidad de los fondos

Por mucho que se repita que "nadie da duros a cuatro pesetas", cosa que además es del todo evidente, siempre hay gente ignorante que se cree capaz de engañar al resto del mundo, cuando en realidad eso está al alcance de muy pocos. Por eso funcionan los timos, porque, a pesar de todo, alguna gente cree que sí, que ellos son más listos.

De todos modos no está de más insistir en la idea, no tanto por los "listos", que me importan más bien poco, como por la otra gente a la que involuntariamente éstos arrastran: nadie da duros a cuatro pesetas.

Recientemente han sido publicados por el IESE dos estudios cuyos autores son Pablo Fernández y Vicente Bermejo acerca de la rentabilidad de los fondos de inversión y los fondos de pensiones en España.

El resultado de ambos estudios es contundente. Respecto a los fondos de inversión:

En los últimos diez y dieciséis años, la rentabilidad promedio de los fondos de inversión fue inferior a la inversión en bonos del Estado a cualquier plazo. En los últimos diez años, la rentabilidad promedio de los fondos fue inferior a la inflación (...)

Sólo treinta de los 935 fondos con diez años de historia obtuvieron una rentabilidad superior al benchmark utilizado; sólo dos de ellos obtuvieron una rentabilidad superior a la del Índice Total de la Bolsa de Madrid.

Esto último se explica por las elevadas comisiones y diversos gastos repercutidos a los inversores, así como a una deficiente gestión (que, desde luego, no justifica tales comisiones).

Respecto a los fondos de pensiones:

En los últimos 10 y 17 años, la rentabilidad promedio de los planes de pensiones fue inferior a la inversión en bonos del Estado. Sólo dos de los 170 planes con 17 años tuvieron una rentabilidad superior a la de los bonos del Estado.

Ninguno de los 170 planes con 17 años de historia; 3 de los 511 planes con 10 años de historia; 2 de los 1597 planes con 5 años de historia y 2 de los 2007 planes con 3 años de historia tuvieron una rentabilidad superior al Índice de la Bolsa de Madrid.

De nuevo el resultado se achaca a las elevadas comisiones y a una deficiente gestión.

Añadir, por mi parte, que estos estudios fueron realizados con datos de hasta 2006 (fondos de pensiones) o 2007 (fondos de inversión). Antes de que estallara la actual crisis y el correspondiente hundimiento de los índices bursátiles. Si se incluyeran los datos actuales, los resultados de los estudios serían aun [mucho] peores en comparación con la renta fija.

3 comentarios. Haz el tuyo.:

snake dijo...

Un argumento menos a favor de la banca privada... ¿tendría sentido crear una banca pública? Yo creo que si.

Herodoto dijo...

Uf, menudo tema. Yo tambien lo creo, aunque no por cuestiones económicas, sino políticas. Las administraciones publicas, los partidos políticos, y otras organizaciones deberían ser completamente independientes de la banca privada, lo que es bastante complicado si resultan estar en deuda con ellos.

Por lo demás, recomiendo ver este video:

http://video.google.es/videoplay?docid=-2882126416932219790

Muy clarificador para quienes no sepan cómo funciona la banca.

Herodoto dijo...

Pablo Fernández y Vicente Bermejo acaban de publicar un nuevo estudio sobre los planes de pensiones, esta vez durante el periodo 1991-2008.

Los resultados son, como cabría esperar, deprimentes. Me permito reproducir el resumen:

En los últimos 3, 5 y 10 años, la rentabilidad promedio de los planes de pensiones fue sensiblemente inferior a la inflación y a la inversión en bonos del estado a cualquier plazo. Ninguno de los fondos de pensiones del sistema individual con 15 años de historia tuvo una rentabilidad superior a la del bono español a 10 años.

Sólo 12 de los 587 planes con 10 años de historia y 2 de los 1520 planes con 5 años de historia tuvieron una rentabilidad superior al Índice de la Bolsa de Madrid.

El 31 de diciembre de 2008, 10,6 millones de partícipes tenían un patrimonio de €78,5 millardos en 3.293 planes de pensiones.

El decepcionante resultado global de los fondos se debe a las elevadas comisiones, a la composición de la cartera y a la gestión activa. Las comisiones de los fondos en 2008 fueron €1 millardo.

El resultado global de los fondos no justifica en absoluto la discriminación fiscal a favor de los mismos. En muchos casos, los inversores perdieron la desgravación fiscal con la que el Estado les indujo a invertir en fondos de pensiones en menos de 5 años (vía comisiones e ineficiencias en inversión y gestión). Parece obvio que el Estado tiene alguna responsabilidad en las pérdidas que millones de contribuyentes han sufrido y siguen sufriendo.


El trabajo puede descargarse aquí:

http://ssrn.com/abstract=1353103

y considero su lectura imprescindible para cualquiera interesado en este tipo de inversiones.