lunes, 14 de diciembre de 2009

Síntesis

Me he encontrado hoy con una frase que creo que sintetiza soberbiamente la esencia del cristianismo. No por la literalidad de su contenido, que hoy solo suscribirían algunos cristianos, sino por su forma. Es la respuesta a una pregunta. Aquí las dejo, pregunta y respuesta; la aclaración entre corchetes es mía.



¿Y a nadie se le ocurre que tal vez la evolución [la teoría de Darwin] forme parte de la creación de Dios?

Si así fuera, el relato bíblico es falso, si el relato bíblico es falso, la biblia no es inspirada por Dios, si la biblia no es inspirada por Dios, Dios nos dejó sin ninguna revelación lo cual no creo que sea posible, porque Dios es Amor.



10 comentarios. Haz el tuyo.:

bLuEs dijo...

Estaría bien saber por qué Dios es amor. En principio parece que las demostraciones seguirían un esquema parecido al del argumento ontológico de San Anselmo.

Saludos

Evocid dijo...

Tal vez porque lo dice la Biblia.

Ismael Pérez Fernández dijo...

La esencia del cristianismo, en realidad de las tres religiones abrhamicas, no es ni si quiera Dios sino el alma (si no recuerdo mal esto se lo leí a Puente Ojea). Si el alma no existe, ¿para que sirve Dios?

Evocid dijo...

Hola, Ismael, no entiendo bien eso. ¿Puedes extenderte o poner alguna referencia?

Comúnmente se llama alma a un principio presente en todos los hombres y en virtud del cual son precisamente eso, hombres (un desalmado es alguien que, en sentido figurado, ha perdido en parte su condición humana).

Otros, como Aristóteles, extenderían aun más el concepto y dirían que el alma está presente en toda vida y es en virtud de ella que hay vida (alma=ánima -> animal, animado).

De un modo u otro, me cuesta relacionar el concepto de alma con el de abrahamismo.

Si yo tuviera que señalar alguna esencia de las religiones abrahámicas, esa sería la sumisión a Dios por encima de cualquier otra consideración, como viene reflejado precisamente en el mito de Abraham

Explorador dijo...

A mí casi me parece más la esencia del razonamiento circular, que no llega a cerrarse del todo... :DDD

Evocid dijo...

Puede entenderse como un razonamiento casi circular, aunque también como una especie de variante del argumento ontológico, como señala bLuEs.

A lo que yo me quería referir, tal vez de un modo demasiado literario, es a que por un lado el cristianismo es una religión revelada, la verdad está en un libro, La Biblia (o el Nuevo Testamento). Pero además, en el cristianismo hay cierta obsesión en que la razón ha de ser compatible con la fe. Al juntar ambas cosas, partiendo de un libro que en realidad es muy poco razonable, se llegan a construir argumentaciones que en algunos casos llegan a una gran sofisticación, pero que al final son solo humo, no resisten el análisis crítico.

Ismael Pérez Fernández dijo...

Eso se lo leí a Ojea en el libro "El mito del alma", por alma se refiere a esa supuesta sustancia o ente, que sobrevive a la muerte y que Dios insufla en el cuerpo, y que tras la muerte es la parte que va al cielo o al infierno dependiendo de sus pecados etc. Por lo tanto es el alma lo que juzga Dios. Pero si ésta no existe, Dios no tiene nada que juzgar, el cielo y el infierno son inservibles, y puesto que no hay castigo ni recompensa por seguir sus preceptos, desaparece la sumisión a Dios, Dios se queda sin trabajo y todo el credo se desmorona.

Esto lo explica mejor Ojea mucho mejor en su libro, aviso que los libros de Ojea suelen ser duros de leer.

No sé si me he explicado

Evocid dijo...

Creo que sí. El alma como aliento divino, aquello que Dios insufló en el barro para hacerlo hombre a su imagen y semejanza. Supongo que el día del juicio Dios comprobará qué hemos hecho con la parte que nos ha tocado de Su aliento.

De todos modos tras la muerte, se supone que resucitaremos en cuerpo y alma, pero no exactamente el cuerpo corrupto con que morimos, sino con un cuerpo incorrupto, aunque se insiste en que ese cuerpo es el mismo. Es todo un tanto confuso.

Gracias por la referencia.

irichc dijo...

La evolución y la Biblia son perfectamente armonizables. Abravanel (siglo XVI) presenta un relato compatible y conforme a la interpretación profunda del texto del Génesis. No fue el único en la tradición rabínica, que es teóricamente más literal que la cristiana y está menos sujeta a la alegoría. Escribí uno o varios posts al respecto bajo el título "Lo que no le debemos a Darwin".

Saludos.

Evocid dijo...

irichc, no sé francés, así que no puedo leer los posts que señalas. En todo caso la hipótesis de que las especies evolucionan unas de otras no es genuinamente de Darwin. Pero esto lo dice él mismo. Su principal aporte a la teoría consiste es describir un mecanismo para esa evolución. Desconozco lo que dijera Abravanel, pero estoy seguro de que no sería eso.

La evolución y la Biblia son armonizables (pero no solo la evolución, sino toda la ciencia en general) sólo en la medida en que se fuercen interpretaciones de la Biblia de modo tal que se evite a toda costa que ésta se pronuncie sobre cualquier hecho falsable.

En todo caso la actitud característica del cristianismo no es una interpretación tal de la Biblia, sino una paulatina retirada a medida que el conocimiento científico avanza.